miércoles, 28 de abril de 2010

LAMENTABLE ACTITUD HIPOCRITA DEL SENADO

Asistimos hoy a uno de los ejercicios de hipocresía más tremendos de los que se tenga memoria. Por lo menos yo, no recuerdo un episodio de estas características en los 27 años que llevamos de retorno al sistema democrático.

El senado votó por unanimidad una declaración de repudio a los ataques contra la libertad de expresión. Es el corolario de la presencia, esta mañana en el senado, de presuntos periodistas independientes como Joaquín Morales Solá y Magdalena Ruiz Guiñazú entre otros, pidiéndoles a los legisladores que los respalden y protejan de lo que consideran son ataques contra la libertad de expresión.

El famoso afiche sin firma que pone las fotos de los empleados más renombrados del grupo Clarin (ahora sí me resisto a llamarlos periodistas) fue el disparador de los reclamos. Estos voceros rentados de intereses ajenos atribuyen esta movida al gobierno, pero lo hacen sin pruebas ni elementos sustentables. Y además se manifestaron preocupados (yo diría asustados) por el simbólico juicio popular que mañana las Madres de Plaza de Mayo realizarán contra ese grupete de repetidores de consignas, cuyo único efecto será nada más que simbólico y que no les hará perder ni un centavo de sus salarios ni un segundo de aire o centímetro de columna en los medios en los que trabajan.

Los senadores en bloque salieron prestos a vociferar en contra de lo que los propios medios en cuestión califican de “escrache”, “linchamiento”, “enjuiciamiento” “ataques” y exabruptos por el estilo (ver www.marcelobartolome.wordpress.com – “El lenguaje de los medios y la crispación”). Hubo, es cierto, algunas voces oficialistas, que salieron a reclamar no atribuirle al gobierno una maniobra de semejantes características y menos aún sin pruebas objetivas y basándose solo en subjetividades. Pero al final, todos se aunaron para respaldar a esos sujetos, escudándose en un genérico respaldo a la libertad de expresión.

Un comportamiento de hipocresía inconcebible, injustificable y que no puede ser pasado por alto, por lo menos por quien esto escribe. Porque esos mismos legisladores no tuvieron una actitud semejante frente a verdaderos ataques a la libertad de expresión contra periodistas comprometidos con sus ideas como los que fueron despedidos por el grupo Vila Manzano en Rosario, o los cientos de trabajadores que fueron amedrentados por sus patronales durante la discusión previa a la votación de la Ley de Servicios Audiovisuales por no mantener ni repetir lo que las empresas para las que trabajan les ordenaban, por mencionar solo dos ejemplos recientes en el tiempo, pero que de ninguna manera excluyen a otros similares ocurridos en los últimos años.

Es inconcebible además, porque le extienden un manto de credibilidad y respeto a personajes que, desde la plataforma del periodismo, han hecho de la mentira, la descalificación, la tergiversación informativa, una práctica cotidiana. Y que en su mayoría trabaja en un medio cuya dueña esta trabando a como de lugar la prosecución de un juicio en su contra para develar la verdadera identidad de sus dos hijos adoptados de manera irregular durante la dictadura, de la que además fue cómplice. Muchos de ellos jamás han sido para mi ni compañeros de ruta ni colegas de profesión.

Otros de ese mismo grupo, quienes alguna vez estuvieron en ese lugar, han dejado de estar allí desde hace ya bastante tiempo. Ninguno de ellos ni de tantos otros que en diferentes lugares del país se comportan de la misma forma, tienen absolutamente nada que ver conmigo en el ejercicio del periodismo. Son los que hablan de respeto a la libertad de expresión pero entendida como el cercenamiento del derecho ciudadano a informarse verazmente

Razones más que suficientes para rechazar de plano semejante respaldo de parte de una de las cámaras que componen uno de los tres poderes de la Nación.

Marcelo Bartolomé

4 comentarios:

Paco dijo...

Marcelo. No comentaré el artículo. Es suficientemente claro. Utilizo este lugar para agradecerte el trabajo valiente, sólido y reconfortante que resulta en tus artículos. Una lucha, que no hace mucho tiempo, parecía desarrollarse en inferioridad de condiciones con los monstruos mediáticos, es hoy un éxito. "Con tiza y con carbón" antecedente popular de la Red y el fervor militante nos alcanza.Ya nadie, ni adversarios, deja de pensar que los monopolios informativos son una sobreactuada y "trucha"expresión cagatintas de la reacción. Otra vez gracias.

Daniel dijo...

Totalmente de acuerdo.

Contestaste un comentario mío sobre distribución de pautas publicitarias en el blog de Gerardo Fernandez y me alegré, recordando haberte escuchado tantas noches en aquel "Protagonistas", junto a Aliverti y Horvath.

Mucha suerte y voy a seguir tu blog.

Marcelo Bartolome dijo...

Hola Daniel!!! Que satisfacciónn genera sabern que alguien después de 22 años se acuerda de aquel trabajo en Progaonistas. Te agradezco ese recuerdo y tu ingreso al blog. De paso te digo que tengo otro blog que se llama "Medios y Noticias (o las noticias por la mitad)" cuya dirección es www.marcelobartolome.wordpress.com.Te invito a que lo mires cuando tengas tiempo y ganas. Te dejo un abrazo y una vez más gracias por el recuerdo y tu presencia en este espacio. Sos bienvenido.
Marcelo

Daniel dijo...

Hasta los fui a visitar una noche a la radio; ja, ja.

Un abrazo Marcelo. Y con gusto visitaré el otro blog.